SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de junio de 2019.- El lujoso fraccionamiento Villa Magna, no paga agua y además arroja sus aguas negras a un canal que contamina la Comunidad de Capulines, denunció la organización civil Ciudadanos Observando.

José Guadalupe González, vocero de la asociación, indicó que «el mal ejemplo pronto se generaliza entre los grandes y lujosos desarrolladores y al ver que el Fraccionamiento La Vista lleva trece años de no pagar el agua y arrojar parte de sus desechos a un riachuelo que terminan en la presa de San José, Villa Magna está haciendo lo mismo al ver que no existen consecuencias para que quién no quiere regularizarse».

Dijo que en respuesta a su solicitud de información 0682919 el Interapas informó mediante el memorándum DG/UP/127/19 que ese organismo operador no ha recibido solicitud alguna para regularizar el servicio de agua potable, drenaje y alcantarillado y deja muy claro que no existe relación contractual con el Fraccionamiento Villa Magna.

«Los habitantes de Villa Magna Uno y Dos sí cuentan con el servicio de agua en sus casas, ya que el Fraccionamiento tiene un pozo y el desarrollador cobra el líquido bajo la justificación de servicios de mantenimiento, pero la ciudad no obtiene ningún beneficio de esto.

Por ello, considera el activista se debería regularizar su situación ante el Interapas, presentando estudios de factibilidad y sin arrojar —por ningún motivo— sus aguas negras a zonas que se puedan contaminar como sucede actualmente con la Comunidad de Capulines.

De acuerdo a la ley, Interapas no cuenta con autoridad para sancionar de manera directa, es el Cabido del Ayuntamiento de San Luis Potosí quién debe revisar estos temas y aplicar las sanciones correspondientes, dijo. Sin embargo, dijo que le llama poderosamente la atención que pasan los años y a fraccionamientos como La Vista ahora le sigue los pasos otros, como Villa Magna. “Otros voraces desarrolladores deciden no regularizarse porque es preferible no pagar el agua y seguir en la impunidad”.