SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 14 de agosto de 2019.- El subdirector de Comercio, José Juan Pérez Guillén, indicó que son retirados de manera diaria de cuatro a cinco ambulantes que se colocan en la periferia de la Feria Nacional Potosina (Fenapo) por no contar con un permiso.

Esto se debe a que los vecinos de la zona aprovechan para colocar puestos afuera de sus casas y tener ingresos extras, por lo que cuando se realizan los operativos por parte de los inspectores se solicita a los vecinos a que se retiren.

Indicó de que en caso de reincidir se levanta el acta correspondiente para confiscar la mercancía, por la que deberán pagar en la dirección para poder ser liberada.

En el caso de puestos que venden alimentos, se les deja la comida a los comerciantes al ser perecedera, por lo que se infracciona con alguno de los objetos que utilicen para trabajar.

Comentó que para esta edición la dirección otorgó 17 permisos para que ambulantes trabajen en la periferia de la Fenapo, la mayoría de ellos corresponden a giros de comida o antojitos, mientras que los inspectores realizan operativos todos los días.

Por otra parte, comentó que dentro de las instalaciones de la Fenapo se cuentan con mil 500 vendedores, aproximadamente, aunque no los denomina ambulantes, sino semifijos, ya que cuentan con un derecho de piso que renuevan año con año.